DEMOCRACIA: MITO, REALIDAD Y PERSPECTIVA

Hernán Rodriguez Damilano

Resumen


La democracia no puede entenderse simplemente como un entramado institucional, el mito del individuo ciudadano esconde un abismo casi infranqueable que existe entre el individuo atomizado y sus instituciones representativas. La capacidad real de las personas para incidir sobre sus gobiernos está ligada a su capacidad para participar en organizaciones capaces de viabilizar las expectativas y reivindicaciones de las mayorías. Únicamente estudiando la dinámica de estas organizaciones y su relación con las instituciones políticas podemos discernir los límites y perspectivas de esta forma política que llamamos democracia. Las nuevas tecnologías de información y la maduración social respecto de los principios de equidad, igualdad y derechos humanos permiten repensar la relación entre las personas y sus instituciones. La democracia no puede ser una realidad en un sistema donde nadie puede decidir ni siquiera que calle se asfalta en su barrio, o que docente enseñará a sus hijos. Menos aún se puede pretender que el pueblo sea soberano en decisiones macroeconómicas o sociales. La democracia es un perfil político que se aprende en la práctica, en decisiones concretas tomadas consensuando con otros, una verdadera cultura democrática solo puede construirse a nivel local para luego extenderse en formaciones más complejas.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • »


ISSN: 1852-4702 | Editorial Acceso Libre 2017
Centro Interdisciplinario de Estudios Sociales (CIESO)
Facultad de Humanidades y Artes - Universidad Nacional de Rosario